#31#Familea Miranda / Picore / Alado Sincera (o la actitud personificada)

Cartel evento

Hacía tiempo que no tenía tanta expectación por acudir a un evento. Con expectación me refiero a ganas internas, de estás que  te hacen tener como  ilusión. Expectación no por no saber lo que me iba a encontrar, porque eso estaba bastante claro, sino por ver a esta gente en directo por primera vez.   Aquella noche íbamos a disfrutar de buen concierto. Y no, no me equivocaba. Y joder, que bien se siente el no fallar cuando no te equivocas con las afirmaciones.

Responsables de que esto pasase: Los señores Familea Miranda (Barcelona), Picore (Zaragoza) y Alado Sincera (Igualada / Barcelona). Como no podía ser de otra manera,  volvieron a poner patas arriba el Kasal de Roketas de la mano de Ojalá Estë mi Bici y Miranada. No puedo empezar a hablar de lo que, en general, vivimos el viernes pasado sin mencionar como punto irremediable de partida, el ambiente que se respiraba en el pequeño y hogareño agujero que es el Kasal. Lugar amado, siempre, por las historias que ya pueden hacerse carrera del sitio y las bandas que han pasado por ahí. Lugar no tan querido, a veces, por el calor pegajoso que hace que el aroma humeante que desprendes al salir sea apestosamente encantador. Pero joder, es que todo forma parte de un conjunto cojonudo que no tendría sentido si no fuese de esta manera. Personalmente, y debido al factor tiempo de mi estadía en la Condal, mi asistencia a los conciertos organizados por esta gente ha sido (hablando a escala de todos los saraos que montan) bastante nimia, aunque he de explicar que da mucho gusto llegar y darte de bruces con el humor encontrado de estos experimentados del DIY y el hacer por amor al arte. Bandas, amigos y desconocidos que se conocen hacen que todo se convierta en un conjunto cerrado haciendo del asunto principal, que es la música, se vuelva tan cotidiano que sea una delicia disfrutar de ello. Eso, y que las bandas que los señoritos se traen son ya un next level.

asDicho esto, y saliendo del paréntesis contextual, la noche, con la asistencia gradual de público que llenó el pequeño local hasta la extenuación, comenzó de la  mano de Alado Sincera. Respaldados por Repetidor Discs y con cuatro largos a la espalda Ven (2006)Cuidado Contigo (2008)Palimpsesto (2010) y Pacífico (2013) la banda formada por Daniel Ardura (voz, guitarras), David Berenguer (guitarra), Oriol Solé (bajo) y David Comas (batería) desenvolvió el setlist con la tranquila y segura ejecución instrumental que regala el tiempo. Sonido cuidado que nos contó la historia de su experiencia, repasando su trabajo de irreparable personalidad pop dónde la lírica toma inequívocamente un papel protagonista. Una ráfaga de indie rock del bueno, dónde las pinceladas entre temas denotaron la ligera diferencia entre unos y otros, matizando en todo momento la identidad de cada uno en la que el talante protagonista hizo redonda la unión instrumental y emocional entre los chicos. Ideal para abrir los oídos para disfrutar de unos Picore que entre el público animaban el ambiente calentando motores para saltar al escenario. ¡Y de qué manera, por dios!. En realidad la actitudpicore ante las cosas de Dani Jimenez (voz), Cristian Barros (guitarra), David García (bajo) y Pablo Jimenez (batería) no sorprende a todo aquel que ya los conoce mínimamente. Y no lo digo en base a estar experimentado en verles en directo, no. Ya solo si escuchas cualquiera de sus trabajos uno puede hacerse a la idea del rugido que se te viene encima con el buen hacer de lo que hacen que es, básicamente,  retorcerte los sentidos  para llegar hasta lo más profundo de uno mismo y hacerte parar a pensar que ha pasado.  Ahora sí, Imaginaos esa sensación pero en vivo; sería algo así como una  bofetada en la cara. Con una demo Disco Rosa (2001) y cuatro largos a la espalda La postura perfecta (2005)Lista completa de heridos (2007)Líbranos del mal (2009) e Imagínate que acierto (2011)la formación nos da permiso para disfrutar en persona la bola perfecta de sonido que mucha referencia acertada tiene con Shellac. Se me hace difícil desgranar su sonido sin hablar del conjunto que en el que los instrumentos, junto con la voz totalmente clave para comprender el todo, se coordinan y cuentan una historia que requiere ese esfuerzo y entendimiento del oyente. Todo el conjunto se repite y cambia de la misma forma, como si fuese un ente. Música difícil de tragar pero maravillosa de digerir. El siguiente nivel del entendimiento en el cual la actitud del interpretar volvió, con ellos, a darnos una lección.

fmAsí, de esta manera, y casi sin darnos cuenta Familea Miranda ya trotaba preparando el backline para poner punto y (casi) final a la velada. ¿Por dónde empezar?, tal vez está bien mencionar que la gente no se movía casi del sitio para no perder visión de lo que se venía encima. Estos chicos ya llevan muchos años metidos en esto. No creo que en general conozca una banda que se presenta tan cercana y que lleve tanto tiempo con la misma e increíble personalidad. No puedo evitar tener hablar desde la admiración que profeso hacía su trabajo (realmente casi descubierto para servidora) con una trayectoria marcada por más de 300 directos desde, que en 1999, este proyecto nacía en Chile y algo después se afincaba en Barcelona. Desde entonces; cinco discos a la espalda  FM (2001),Ferguson (2003)Ensayo / Error (2006)Llamando al desastre (2007) y Dramones (2011)  respaldados por Miranada discos, su sello autogestionado y distribuidos por otros como Quemasucabeza en Chile, Coraille en Alemania, Silver Rocket en la República Checa, Darla en USA y Bcore en Barcelona. Audiencia entregada ante la oleada de canciones salvajemente bien interpretadas por el trío que venían, con la frescura del girar, dispuestos a dejarnos pegados en el sitio. Alex, última incorporación a la batería, acompañándolos dando una energía rítmica insospechada y casi fuera de lo humanamente posible a las melodías y riffs de Katafú a la guitarra encajando perfectamente con las espectaculares líneas de bajo del señor Milo Gomberoff. A dos voces, el repaso al trabajo trajo himnos coreados por un público entregado que siguió a la perfección el contrapunto cambiante que caracterizan los temas del Rock Millonario de estos músicos. Todo esto, inexorablemente rociado, de un humor sobresaliente que los hace únicos en su especie.

Solo puedo decir que todos fuimos un poco más felices hace un par de Viernes. O nuestros oídos. Por lo menos.

Paloma D.

Advertisements
Tagged , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Something More Than Food

Veganismo · Recetas · Compromiso

%d bloggers like this: