Monthly Archives: September 2014

#33# Mineral + Into it. Over it. @Black Cat (o la celebración de lo emocional)

Mineral-2014

El pasado Abril de este año, como si un huracán de nostalgia se tragase dos bandas míticas y las escupiese directas a la exaltación de la necesidad de revivir las vivencias del sentimiento adolescente de los ya veteranos en la escena y de los aspirantes a completar el puzzle emocional más joven, se anunciaban dos esperadas giras de reunión. Muchos ya sabéis de lo que hablo y muchos nos frotamos los ojos aquel día ante la noticia de que Mineral y American Football ofrecerían un limitado número de shows en los Estados Unidos. American Football tuvo un gran sold out en ni siquiera un día. Mineral por el mismo camino, pero a un ritmo más lento. Y yo; pues comprándome la entrada “por si acaso” en Washington DC antes de comprarme el maldito billete de avión.

Puede sonar ridículo y, de verdad, no por esta acción me considero más fan que nadie, ni mucho menos, pues yo en aquella época, del 94 al 97, todavía casi tenía problemas para gestionar mi vida social infantil y el peso de los libros de texto del colegio en mi mochila. Pero el retorno a la sensibilidad que me hicieron vivir después, ya mayorcita y no hace tanto tanto tiempo, bien lo merecía.

Tarde ajetreada la del pasado día 9 de Septiembre, fecha del evento, con resquicios de Jet lag acumulado durante días. No sé si estaba nerviosa por el hecho de ir a ver un concierto que probablemente no podría ver en el mismo contexto nunca más, por el hecho de lo raro de ir sola yanniversary no tener a mis amigos disfrutándolo conmigo o del miedo a ser atracada en U street a punta de pistola mientras iba con mi idiotez guiri aparentando ser de allí de toda la vida. No es divertido, enserio, es que yo salía de casa a ritmo de DC es la segunda ciudad con murder rate más alto en el país. Pero daba igual, una vez más, la música me dio una patada en el culo para salir de casa la mar de digna. Y así, con estas sensaciones llegue a un Black Cat mítico y cerrado para aguardar en una cola casi perfecta y ordenada. Tranquilidad y expectación. Y puntualidad.

Admiración por un ambiente respetuoso, amigable, expectante y emocionado. Tranquilidad en una sala lo bastante espaciosa y bien distribuida para que todo el mundo más o menos pudiese disfrutar del espectáculo agusto y lo bueno de ver tan diverso público dentro de una gama de edades bastante extensa y con diferentes apariencias y motivaciones. Lo agradable del conversar y sentirte como pez en el agua destacaba como punto a favor así como el tener todo perfectamente preparado para el show que abriría Evan Thomas Weiss al frente de su proyecto Into it. Over it.

Into-It.-Over-It.1Considerado como una pieza clave del Emo revival vivido a partir del 2010, este músico de Cherry Hill en New Jersey y establecido en Chicago se presentaba en el escenario con la tranquilidad propia de la experiencia ganada desde 5º grado respaldado por la compañía de su banda en gira. Con una actitud agradecida, expectante y visiblemente emocionada comenzaban abriendo enérgicamente a ritmo de distorsión y rítmica directa a atrapar con Embracing Facts de su primer trabajo Proper. Sin parar el ritmo y con una energía vertiginosa mi primera toma de contacto con la banda fue, definitivamente, un viaje de dinamismo, con una linea de batería y bajo y melodías a dos guitarras sin ser complicadas en esencia pero elaboradas con una clase especial que hacían de la calidad musical algo destacable de la actuación. Eso, y la energía que se gastaban para no dejar un hueco del escenario sin aprovechar. Temas de sus dos trabajos publicados (Proper 2011, Intersections 2013) como Spinning ThreadDiscretion & Depressing People o Wearing White fluyeron a través de una sala entregada que coreaba las letras de las canciones interpretadas por el cuarteto. Abriendo boca para lo que se avecinaba cerraban y desmontaban para en diez minutos (sí, lo que leéis) estuviese todo el backline de los de Austin (o Houston, como prefiráis) preparado.

Y así, se daban paso Mineral, sin andarse con chiquitas y entrando directamente con Five, Eight & Ten con el cual una oleada de ovación se amontonaba en forma de empujón hacia elmineral escenario acompañando ese inconfundible riff de apertura del tema. Mientras retumbaba un “And I want to know the difference between what sparkles and what is gold” en la sala, era evidente la emoción de los componentes transformada en la manera de tocar. Era inevitable dejarse llevar dentro del pit que acabó formándose en la sala. La fuerza y la distorsión combinadas con las suaves melodías rasgadas con suavidad responsables de llevarnos por, precisamente, esos senderos abruptos característicos del Emo hicieron que las pensadas y directas guitarras de Chris Simpson y Scott McCarver encajasen tan perfectamente con las líneas rítmicas del bajo y la batería de Jeremy Gomez y Gabriel Wiley que nos dejaron con el sentimiento de haber sido despertados de un sueño de aquellos días de entusiasmo en los 90. Evidentemente no brillaron por su ausencia himnos como ALetterIf I Could&Serenading, Lovelettertypewritter o Parking Lot (para cerrar) que hicieron que aquel momento, épico, fuese infinito. Tampoco faltó tiempo para atender peticiones de los fans que de vez en cuando interactuaba con la banda. Ni para agradecer la vuelta al escenario de la mítica sala del Distrito que ya lleva un largo recorrido siendo una referencia en el mundo de la música independiente.

Tuve que correr para coger el último metro.

Puta maravilla.

Más info:

http://officialmineral.com/

http://intoitoverit.com/

http://www.blackcatdc.com/

Paloma D.

Advertisements
Tagged , , , , , ,
Something More Than Food

Veganismo · Recetas · Compromiso