Tag Archives: Málaga

#32# Kermit – Litoral (o la generación del nuevo milenio)

x013ma02

Si soy del todo sincera, creo que nunca me hubiese fijado en el proyecto musical de Kermit por mi misma. No por nada en concreto, sinceramente, es simplemente la cantidad desmadrada de información de  la que disponemos hoy día. Musicalmente, miles de bandas navegan, nacen, perecen y divagan en la extensa red que compone el basto mundo digital, coronado a su vez, por el esquema espectral formado por las omnipresentes redes sociales que terminan de saturar la nimia capacidad cognitiva que a uno le queda con el fragor del día a día.

La primera toma de contacto con estos chicos, sin embargo, la hemos de agradecer a la locura anteriormente explicada. En forma de mail, el primero para Atom-ize por cierto, Itaca Records nos presentaba hace un par de meses el grueso de este proyecto de manera bastante organizada, seria y cuidada. Da gusto cuando alguien tiene tan en cuenta los detalles para ponérselo fácil a uno sobre todo cuando tienes que poder llegar a comprender lo complicado de un proyecto que se hace, con un sentido programado al detalle, homenajeando un movimiento difícil de transmitir sin una pequeña introducción.

Mi primera impresión, ante la interesante información que llegaba a mis manos, fue algo así como el sentir una desorganización mental incontrolable. La sensación de no saber ni por dónde empezar. Pasa mucho cuando comienzas desde cero, supongo. Se aparecía ante mi, de repente, de nuevo, la cultura española de principios de siglo XX que retrata la revolución de una sociedad con actitud de progreso y llena de riqueza cultural (la cual, hemos de señalar,  fue inmediatamente fusilada, exterminada y enterrada ante el monstruo del egoísmo anticultural y analfabeto en todos sus aspectos). Tengo que confesar que al ver en primera estancia que la revista Litoral era el elemento fundamental para que estos malagueños se hubiesen currado un disco me dio bastante miedo. Es algo que considero muy osado. El típico experimento que despierta la curiosidad del cumplir expectaciones. Pero claro, conceptuar un disco que dedica su esencia a la generación del 27 no puede hacer otra cosa que no sea, definitivamente, atraparme.

autoficcionDicho lo cual, centrémonos en la música y hablemos del trabajo de Gonzalo Presa (Guitarra, percusión y voces), Miguel Seguí (guitarra, sintetizador y samplers), Paco Trujillo (bajo) y Álvaro Parada (batería, voces, saxo soprano y tenor) que hace que Kermit sea, a día de hoy, un hecho tangible. Con ya un trabajo a la espalda, Autoficción, en forma de debut nacido en Noviembre de 2012, los chicos tímidamente ya se dieron a conocer dando los primeros pasos de forma decisiva. Dos años después nos presentan un homenaje como una entrega más de la revolucionaria revista que nace en el año 1926 de mano de  los grandes Emilio Prados y Manuel Altolaguirre. Después de un siglo, la pequeña revista sigue subsistiendo gracias al gran esfuerzo de preservar lo que la memoria y trabajo de Lorca, Dalí, Neruda, Picasso o Manuel de Falla (entre muchos otros grandes ilustres autores y artistas) fue el comienzo del esfuerzo por luchar y no perder la riqueza cultural que siempre ha estado por germinar en el país.

1926 es el título del primer tema que abre Litoral. Año de la fundación de la revista en Málaga. El comienzo de todo. El comienzo perfecto. Samplers y efectos de sintetizadores nos invitan a sumergirnos en los cuatro minutos de efervescencia progresiva que marca el ritmo experimental del primer corte. Como atrevida, la guitarra sin perder su lugar va introduciendo ligeras melodías entre la dinámica bien pensada y la ejecución propia de los ritmos muñequeros del jazz de una batería que sube y baja el tempo como bailando con las líneas de bajo. Fuerza y delicadeza que nos llama al deleite e intenta ponernos akermit prueba al intentar sentir, en comunión con la mezcla de elementos y recursos modernos, la introducción al concepto y la historia que da sentido al disco. A partir de aquí, hay una peculiaridad importante en la estructura y es que todos y cada uno de los temas están unidos dando sentido el uno al otro. Si no estás pendiente, no sabes en que momento has pasado de tema. Siguiendo la línea del primer corte Samhain se abre paso, quizás, de una manera más contundente con la sensación de sentir que una vez estás dentro ya no puedes volver atrás. Rapidez y decisión son dos características inconfundibles del tema. Ritmos medidos con una batería que marca un conjunto que parece que intenta abrirse paso en una línea temporal marcada por pasos angostos llenos de advertencia para ir descendiendo bajo una melancólica melodía con la guitarra que hace del final que adquiera una luminosidad que cierra para dar paso al silencio. Es este mismo el que invita a Circumpolares, el tercer corte del lp, a comenzar con una bonita lírica recitada que nos invita, en cierto modo, a reflexionar. Un poema medido y marcado por los cambios instrumentales que, bastante pensados, hacen la función estructural de la composición. Llegamos a sentir el sonido abierto de los platos que marcan el dinamismo apropiado de este puente que explota distorsionado en un intento vago de llegar a destruir todo a su paso. We tripantu se presenta como ecuador del proyecto comenzando con un cántico tradicional mapuche que evoca la celebración del año nuevo. Tranquilidad progresiva dónde todo lleva un orden inequívoco y una calidez inusitadas. La sensación de esparcimiento controlado del tema culmina en un conjunto instrumental que, con fuerza, no pierde la sutileza.  El protagonismo total de la guitarra describe a Ineborg. El conjunto de los demás instrumentos simplemente sirven de base arropando a la historia que nos cuenta sobre este personaje de Roberto Bolaño. Sin dejar que nos desacostumbremos a la cambiante movilidad de tempo que caracteriza el trabajo de la formación, la guitarra se recrea entre melodías, riffs y solos adaptada como de manera totalmente cuidada al camino ya perfectamente demarcado. El solo de guitarra final es el perfecto enlace para abrir Magnitizdad single con el que la banda presentó este último trabajo. Con diferencia el tema más electrónico. Protagonismo de los samplers, de los ritmos compactos a ritmo de sintetizador que hace que los instrumentos ya no parezcan independientes. Como una fase programada que, de repente, introduce el viento-metal para que sea lo que de personalidad total y absoluta a la narrativa que nos presenta la canción. Finalmente, 1927 da título al último corte, haciendo referencia al año de cierre de la primera etapa de la revista. Once minutos que comienzan con una tranquilidad absoluta y un sonido leve y lineal que poco a poco va falleciendo como un susurro para dar paso a un saxo que conversa delicadamente con el sencillo ritmo de la percusión marcada por el inconfundible sonido del rebote en la caja. A partir de aquí, cambios definidos, abruptos y crudos es a lo que nos invita a disfrutar la belleza de la lírica recitada que de nuevo lleva a dar permiso al todo para descansar y cerrar esta etapa y dar paso así a poder empezar a trabajar con un nuevo mañana.

Para escuchar este disco es recomendable cerrar los ojos, ponerlo a volumen bien alto y sumergirse en el conjunto. Después, solo queda dejarse llevar.

Paloma D.

Advertisements
Tagged , , , , , ,

#18# Canela Party 2013 (o el desmadre desinhibido)

cabezal canelaparty 2

Son ya siete años. Siete años en los que los amigos de Culoactivo Canela han presentado, ofrecido y organizado (no sin culoactivomucho esfuerzo) este evento dónde conceptos como seriedad, compostura o pose no tienen cabida. Nadie mejor que ellos podrán saber las aventuras y desventuras que ha supuesto mantener algo así. Es lo de siempre, hacer las cosas por amor profundo al arte, a la gente y en este caso a la música a pesar de todas las historias económicas, que cómo siempre dan no pocos quebraderos de cabeza. Presentar propuestas diferentes con éxito tampoco es cosa fácil, ¡pero señores!, que son ya siete años de Canela. Y por lo que vivimos el pasado Sábado en Málaga esto sigue más vivo que nunca.

Es difícil no hablar del festival como si de un organismo vivo se tratase, pues la sensación principal con la que se queda uno es de estar en una atmósfera dónde los disfraces, la música, la ilusión desinhibida y el desmadre se funden en un solo concepto pues, siendo bastante acertado, es lo que la gente espera e inconscientemente crea. La bola de expectación, como de una hermana gemela se tratase, forma un equipo intachable de actuación con la mismísima organización. Vamos, resumiendo, que uno se siente jodidamente atrapado por un espíritu imposible de sacar del cuerpo durante las tres jornadas que dura el elenco.

La emoción contenida (e inconsciente) con la que tecleaba en busca de novedades los días preliminares a la publicación del cartelcartel venían ya dadas por la curiosidad que uno de los señores responsables inyectó en mi subconsciente, pues qué ocurrencia haber pasado un fin de semana improvisado en Málaga a ritmo de presentaciones de disco rodeadas de todos justo la semana previa. Una especie de puzzle mental para jugar y yo como siempre, ni idea de lo que podía ser. Y así, irónicamente, en el momento menos emocionante del día, pues tenía varios marrones clave en mi maravilloso puesto de trabajo, veo de repente que uno a uno se van desvelando nombres.  Este año va a ser más cañero  eso me dijo el señor Mata, y así era; Jamie 4 President y reunión de The Skirmish Society para abrir boca el jueves, en la emblemática Velvet, los Salvaje Montoya y Pablo und Destruktion recibiendo a los de fuera el viernes y Cuello, Las Ruinas, Wilhelm and the Dancing Animals, Mujeres el sábado vigilando el confeti y rodeando al plato fuerte de la noche: METZ.

Preparar el disfraz en tres días, con cuenta atrás a ritmo de actualizaciones en facebook no es cosa fácil. Correr y no descansar todo lo que tenías pensado para dar lo máximo. Pensar en el reencuentro, los amigos y Málaga, con su olor a sur y el mar.  Adoptar la manía innata de intentar adivinar que se acontecería. La desventaja de vivir a mil kilómetros de distancia es sin duda el mayor problema logístico y laboral que hacecollage 1 que inevitablemente te pierdas algo y para nosotras fue el jueves. El jueves fue la Velvet con Jamie 4 President y The Skirmish Society. A pesar de no haber asistido, podemos deducir por las fotos, comentarios y odas varias (¡gracias redes sociales!) que se trató de uno de esos momentos inolvidables sobre todo para los protagonistas de la noche, pues reunirse después de años y rodearse de buenos amigos y compañeros de escenario hace que la emoción se encargue de hacer momentos mágicos, independientemente de todo lo demás. Siempre pasa. Y pasó.

Después de abrir el ciclo de tres dias de manera épica, llegamos justo a tiempo collage 3el viernes para asistir al comienzo del show de Salvaje Montoya que se marcaron un concierto de rock alternativo lleno de frescura bastante distorsionada, invitando a bailar al personal y moverse en todo momento. Y así estábamos rodeadas de niños, padres y mascotas disfrazadas (puescollage 2 aquí todo tiene cabida). Saludar y preguntar mientras tanto sobre las cosas y la vida a unos y otros para encontrarnos, no mucho después con la bofetada en bable con la que el asturiano Pablo und Destruktion abría su concierto. Gran descubrimiento. Folk experimental y psicodélico del que qué menos decir que muy inteligente. Y es que la personalidad de uno mismo se plasma muy bien en la música y creedme, en este caso no hay duda. Después; salir un ratito y llegar a las tantas de la mañana (pues no puede ser de otra manera con tanta emoción en el cuerpo). Resultado, al día siguiente la mitad de los planes modificados por las resacas, el sueño y las prisas de tener que terminar la pieza clave de la noche: el disfraz.

Y de esta guisa nos plantamos en la sala París 15 hacia las 22 horas expectantes y casi al ritmo de los primeros compases decollage 4 los temas de Cuello, que abrieron de manera muy acertada interpretando el verano en castellano a base de melodías frescas y ritmo con su LP Mi brazo que te sobre. Desde luego pelucas, maquillajes, colores y accesorios varios comenzaron a vibrar en una velada que ya prometía de por sí. Las Ruinas después, con sus ritmos rápidos, melodías y estribillos permanentes que hacen que corear canciones se collage photocallvuelva una obligación para cualquiera. A ritmo de OVNI cerraron amenizado por la representación humana de una abducción en vivo (con luz y todo). ¡Inciso! no nos olvidemos, mientras todo esto pasaba,  del famoso canela-photocall siempre al rojo vivo, mítico en todas las celebraciones, con más o menos seis metros cuadrados que invitan al desmadre un par de minutos o más al compás del flash del ojo que todo lo ve.

Entre esto y aquello se nos avisaba que METZ se preparaba para empezar en quince minutos a ritmo de despistados, no faltéis a la cita, que los canadienses ya están aquí. Y vaya que si estuvieron. Concierto estrella de la noche; entrega por parte de la audiencia y energía por parte de los chicos de Sub Pop. Ataviados con unos chalecos reflectantes improvisados y casco enseguida se vieron envueltos por la corriente canelística para hacer del suyo uncollage 5 show épico. Y es que no podía ser de otro modo, aún por los inconvenientes vividos a última hora, no siempre se puede tener la oportunidad de tener una banda Sub Pop como cabeza de cartel. A medida que los riffs de guitarra del frontman Alex Edkins, los punteos y ritmos de bajo de Chris Slorach y la batería de Hayden Menzies iban llenando la sala, la actitud del publico iba en crescendo creándose una bola humana que se movía al ritmo de la música punk rock de los canadienses. Dicen tener influencias directas de The Jesus Lizard, Shellac o Pixies entre otros y desde luego no podía ser menos, pues en cada tema un poco de todos se deja notar. Expectación por su parte , pues parecía que no se creían mucho el pitote que había formado, en un momento dado Chris Slorach cogió prestado de Álvaro el alter ego de Daniel Johnston y como rana Jeremiah (Hi, How are you?) cerró el set. No dejaron, por supuesto, de sonar temas como Headache, Wet Blanket o Wasted.

Después de esto, todo rodado. Wilhelm and the Dancing Animals poniendo la nota indie de la noche con temas divertidos, collage 6bailables y también coreables no dejaron el listón bajo haciendo que la noche no decayera en ningún momento para seguir y terminar con Mujeres, que hicieron la mejor de las representaciones para el cierre de la jornada. A ritmo de Rock & Roll y melodías garajeras (como ya nos tienen acostumbrados) hicieron vibrar al personal y volar las últimas reservas de confeti. Parecía ya todo casi terminado con los últimos azotes de bandalismo disfrazado y a la espera de la llegada de los DJ’scollage 7 cuando The Skirmish Society aparecieron de manera estelar para dejarnos a todos con la boca abierta. Supongo que ya que hay una reunión, pues tiene que ser a lo grande y lógicamente, si lo pensamos, no podían faltar en el gran sarao. Entonces sí, cierre y punto y final emotivo de los conciertos con mucha gente agradecida por ser sorprendida con la garra screamo / punk hardcore de los chicos, como haciendo un remember de lo que fue 2007 en casi el mismo escenario.

Así, de esta manera, entre risas y comentarios propios de altas horas de la mañana, joshcasi sin darnos cuenta, Tiger Teeth (pseudónimo del proyecto paralelo de Josh bajista de Wilhelm and the Dancing Animals) como si de algo natural se tratase, puso el punto y final de la noche tras los platos haciendo una pinchada acorde al momento (y al feliz estado de la gente), llena de hits de música indie electrónica para antes de ir a dormir (o no).

Despertarse unas horas después sabiendo que tienes que coger un AVE que te llevará de vuelta directa a la rutina se hizo menos duro, creedme, después de lo que vivimos durante un fin de semana lleno de vida, pelucas, colores, disfraces y música. Ni siquiera el cansancio podrá quitarnos de la cabeza lo que se avecinará a principios de Agosto de 2014.

Paloma D.

Fotos: Culoactivo Canela

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , ,

#16# All Sharks + Allfits @ sala Velvet, Málaga – Tiburones que nadan, corren y vuelan.

allfits all sharks

Cuando un grupo puede presentar un disco en casa no predomina solo el hecho de presentar algo, es el hecho de montar todo un acontecimiento. “Tocar en casa, nos pone más nerviosos, no te creas” me decía Paula mientras íbamos de camino a buscar algo de cena. Y es que solo la presencia de los amigos de siempre y la familia impone, aunque el ambiente sea más distendido, ya que no puede dejar de ser un publico expectante e ilusionado por ver que sucede. Y así fué, la sala casi llena y todos preparados como de manera pensada para ver lo que se avecinaba. Tropa de amigos delante, familiares mezclados entre el elenco de gente amontonada y All Sharks, que debutaban esa noche, preparando el tinglado para empezar.

1011760_623946784282167_159057643_nAll Sharks es Post Hardcore. Tal cual. Bueno sí, si puntualizo, con matices e influencias claras como venidas directamente de lo más profundo de Touch&Go Records como Shellac o June of 44 de las que ellos mismos hacen unas de sus influencias más directas. Echando una ojeada a su historia más reciente descubro también, no sin asombro que además, detrás de ellos está, existe y opera el pequeño sello Otomo Recs como si fuera un primo lejano del grande de Chicago (pero de esto ya tendremos ocasión de hablar pronto con más acierto). También aprovechaban la ocasión para presentar su álbum homónimo con el que demostraron que el hecho de enfrentarse a una primera vez en directo no es motivo de no poder hacer bien lo que se ha ido cocinando durante estos meses y es que sus componentes Sergio (guitarra) Nacho (bajo y voz) y Luis (batería) no son, para nada, novatos en esto de hacer música llevando a las espaldas otros proyectos de la talla de Shonen Bat. Temas de su nuevo trabajo como Whises o Nothing Changes fluyeron a través de la audiencia dejando denotar los matices meláncolicos del Emo con melodías totalmente influidas por el alma de los noventa en la música y movimiento del género. No pasa desapercibido el hecho de que cada uno de los temas sigue un inconfundible patron venido directa e inconfundiblemente de las raíces del math rock con ritmos repetitivos como si de una serie numérica se tratase a pesar de los cambios de manera pensada en los tempos y melodías de las canciones. La pasión y garra que los tres All Sharks ponían cerrando el vínculo interpretativo entre ellos hizo que el concierto adquiriese una atmósfera de índole intimista y melancólica con el público. Notable debut sin duda y una maravillosa apertura a los protagonistas de la noche.

Nada, corre, vuela y hazlo con fuerza, rapidez y altura. Así son ellos, así son Allfits y así lo demostraron. Allfits no es allfitssolo el nombre de una banda, es Nuria (bajo y voz), es Paula (batería) y es Christian (guitarra y voz) y es una unión perfecta no solo de lo que significan muchas cosas (con una amistad profunda de base) sino de lo que significan las cosas bien hechas. Esto ya fue evidente con su primer largo Seahorse (Thismonkey 2011)  y por supuesto, la misma sensación se repitió intensamente desde el momento en que hace escasamente un par de semanas llegó a mis manos la preciosa edición (co-editada por La Agonía de Vivir, Aneurisma Records, Watd Records y Saltamarges) que acaban de sacar en 12” de su nuevo EP Nada, Corre, Vuela (2013) con motivo de mi cumpleaños. Y qué acierto, pues el adelanto de los dos primeros temas en bandcamp Renoceronte / Nada, Corre, Vuela ya me habían dejado con ganas de más. Como era de esperar, la primera escucha de los cinco temas que lo componen no fue para nada en vano pues quedé inmediatamente atrapada por ellos y es que de principio a fin ningún tema pierde frescura, haciendo denotar los tres músicos el caracter inconfundible del sonido de la formación. En este contexto nos vimos planeando hace ya tres semanas el viaje a Málaga, para acompañarlos en casa en la gran noche de presentación. Coche y carretera durante mil kilómetros que bien merecieron la pena y es que, no solo el hecho de la música fue motivo suficiente para ello, sino todo lo que nos esperaba al llegar allí. A pesar de las dificultades para tocar en el pequeño espacio del escenario los tres se apañaron bien ofreciendo un concierto en el que sonaron los temas perfectamente mezclados para aparecer en el momento oportuno. Como si las canciones fuesen himnos para la audiencia (pues todos y cada uno fueron coreados) hubo cabida para que sonasen todos los temas de los dos discos. No faltó la emoción contenida al sonar hits como Ecoro, Viaje de amor con Alvaro o Semilla de Manzana pero no quedaron para nada atrás los temas nuevos que se dejaron notar sobresalientemente en la sala a ritmo de “you are the future and future is now” con Renoceronte, el robot-baile de Christian en Roborto y el Nada, Corre, Vuela coreado del single que fue directamente dedicado a nosotros. Las melodías perfectas salidas directamente del sonido particular de la guitarra de Christian, los ritmos al bajo y la voz de Nuria y lo increible que es Paula a la batería hicieron de este concierto nada menos que especial. Una noche memorable dónde todo fue una mezcla perfecta de buenas sensaciones.

Así nos fuimos de Málaga, con una sonrisa entre los dientes, puro cansancio y dos camisetas más.

No se nos olvide; ya se puede escuchar y descargar gratuitamente desde la semana pasada el nuevo EP Nada, Corre, Vuela en su propio bandcamp.

Paloma D.

Foto Allfits: Sara Navarro.

Enlaces de interés:

Thismonkey Management

Tagged , , , , , , , , , , , , ,
Something More Than Food

Veganismo · Recetas · Compromiso